Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
Sonia Chirú

Oh, My God!

2 Septembre 2010 , Rédigé par mirando-hacia-panama.over-blog.com Publié dans #Langue

Ahora, cuando llegas a Panamá, con cualquier pretexto, oyes a alguien que exclama: "¡Oh, my god!" preferiblemente en un estilo algo amanerado, abriendo bien las vocales cerradas.

Me he quedado pensando, bueno, y ¿qué se decía antes? ¿"¡ajo!", "¡jooo!" o "¡jééé!? ¡Fuera, fuera! ¡Muy vulgar, muy campesino, poco fino! ¿"¡Vaya la vida!" o ""¡Vaya la peste!"? Demasiado "pueblo". "¡Vaya!" no suena tan mal, pero no será suficiente para lo que quiere expresar ese "¡Oh, my god!" que no tiene nada que ver con el tradicional ¡"Dios mío!" de cualquier panameño que crea o no en Dios.

Alguien me explicó que es la "imitación" de un animador de la televisión panameña que para todo exclama lo ya dicho anteriromente y que de tanto escribirlo, ¿quedaré contaminada exclamando esa babosada a cada rato por cualquier pendejada? ¡Qué lástima que el virus de la defensa identitaria no nos haya entrado con el idioma!

El paname~õ siempre fue muy creativo con la lengua. Todas las influencias entran y se mezclan. Es la rosa de los vientos del idioma que un día fue castellano. Por eso es que el loco estaba "ñame", se daba un "jalón" de orejas a los "pelaos" y alguna vez oí a una señora decir que a Fulano le encantaba hacerle "maldituras" a Sutano. Esta "malditura" se me quedó grabada para siempre. Es una encantadora creación que une la expresión "hacer maldades" con "hacer travesuras". Así las maldituras son más bromas que maldades.

Espero olvidar pronto el título de este artículo.

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article