Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
Sonia Chirú

La Vieja, provincia de Coclé

2 Octobre 2010 , Rédigé par Sonia - mirando-hacia-panama.over-blog.com Publié dans #Environnement

El Cholo Guerrillero, Victoriano Lorenzo, durante la Guerra de los Mil días, dejaba de vez en cuando a sus Cocle 1147hombres para ir a ver a la Vieja. Éste era el mote para la querida que vivía por aquellos montes coclesanos adonde el caudillo liberal iba a recobrar fuerzas para volver, luego, a la lucha. Eso, según los habitantes de la región, dio su nombre al Cerro La Vieja o Cerro de La Vieja en la provincia de Coclé a una media hora de Penonomé. Al menos eso fue lo que nos contó el señor Andrés Gómez, nuestro experto guía durante la visita de la granja orgánica que él dirige como agrónomo e investigador.

La Vieja es uno de los lugares más bellos que he visto en mucho tiempo y uno de los más tranquilos, hecho para descansar y cargar baterías. Es un lugar donde no se te ocurre quedarte en la cama más allá de la hora en que canta el gallo.  Ver el amancer es un verdadero placer. De allá se vuelve al furor capitalino, con el cerebro fresco, las neuronas nuevecitas.  

La granja orgánica que surte en productos a la posada, es una muestra de la lucha por la conservación y la valorización de nuestro patrimonio natural al servicio de la comunidad. Es una de las visitas más interesantes que he hecho en mucho tiempo. Ahí, una industria incipiente de esencias naturales, jabón de canela y vinos de frutas se desarrolla con los miembros de la comunidad.

Cocle 1103Para los senderistas, caminadores o simples paseantes, amantes de la naturaleza, los montes de Coclé son una promesa. Los senderos existen y son utilizados por los habitantes de las comunidades de los alrededores. Cocle 1094Sin embargo, más vale saberse el camino o ir acompañado, al menos al principio, por algún habitante de esas mismas comunidades, habituados a recorrer los caminos, conocedores en invierno de las credidas de los ríos y de los momentos más propicios para una travesia de largo o medio alcance.

En Panamá, la cultura dominante  es la cultura de playa. Playa, patacón y pescao frito. Normal. Es un país en que no sólo se puede ir a la playa cada día del año, en verano como en invierno, sino que también puedes cambiar de playa  y de mar cada día. Los dos mares están al alcance de la mano, en poco tiempo, sin mayor esfuerzo. Que usted prefiera el Caribe o la costa Pacífica, Panamá es playa por donde se mire. Si el viajero se aleja de la costa, basta con subir a 700 o mil metros de altura y la vista se abre hacia los dos Oceanos. Ahí arriba, se sabe lo que la palabra "horizonte" significa. Sus miles de kilómetros de playa y su canal, hacen del panameño un hombre que siempre mira hacia el mar y poco hacia el monte. La montaña es menos inmediata. Hay que Cocle 1116aprender a apreciarla, a merecerla y valorar la riqueza que guarda. Esa riqueza, la conocen los que ahí viven y son ellos quienes mejor la dan a conocer.

Yo soy de la costa, la playa es mi entorno natural, es mi cultura y tradición y aún me estoy preguntando por qué se me ocurrió, esta vez, que había que tirar para el monte. Cocle 1168Necesitaba descubrir esa otra parte del Panama que hace falta a mi bagaje cultural. Irse al monte, es como retirarse del mundanal ruïdo como decía el poeta. ¿Será que me estoy haciendo mayor?

 

Fotos:

- vista hacia la Cordillera Central desde la Posada de Cerro La Vieja;

- el señor Andrés Gómez explicando el trabajo y el desarrollo de la vainilla y la pimienta orgánicas;

- la vainilla, una orquídea que crece de manera natural en los montes de Coclé sin ser explotada. Las variedades que actualmente se producen son semillas mexicanas pero el Sr. Gómez, ha empezado a desarrollar, experimentalmente, las plantas autóctonas, estudiando su comportamiento en la granja fuera de su hábitat silvestre.

- a la derecha, una vista de la recepción de la Posada;

- la cascada Tavidá que en lenguaje indígena significa "que da vida". En el agua, Valerio, guía y asistente para aventuras y caminatas. Con la sonrisa siempre de bandera.

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article