Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
Sonia Chirú

El País de las Maravillas... sin Alicia.

1 Mai 2011 , Rédigé par Sonia Chirú - mirando-hacia-panama.over-blog.com Publié dans #Art et culture

Alicia se quedó dormida y siguiendo al Conejo Blanco cayó en el País de las Maravillas. País de absurdos infinitos. País de razonamientos lógicos sin lógica. País del Conejo con prisas y el tiempo contado. País del sombrero loco y de la Reina de Corazones sin corazón. Pero Alicia despertó y volvió a la realidad del claro cielo de su infancia.

En pleno siglo XXI, el País de las Maravillas con su siglo de sueño sin despertar. Un sueño que, demasiado a menudo, tiene visos de pesadilla, es el tema de la obra de Rodrigo Miranda Morales, abogado y escritor panameño. Su país, el país del Canal, es el nuevo país de las Maravillas. País atrofiado por su Canal y su zona franca de mercaderes sin escrúpulos, de negocios turbios en que el billete verde del Tío Sam es Rey, Dios y amo de todo.

Muchas historias componen esta saga. Es difícil clasificar El País de las Maravillas en un généro literario definido. Pudiera ser un ensayo o una tesis o el resultado de una encuesta. Pero no. Es un panfleto con material para escribir o reescribir nuestra historia nacional. Parece ficción, pero los hechos son reales, con los nombres, las fechas algo borrosos. Conocidos de los que saben, de los que han vivido esos episodios de la historia nacional.

Muy poco le falta - ¿o le sobra? - para ser una novela. Se lee con la misma facilidad que una novela. Novela porque la realidad narrada se hace ficción con el arte del autor, por su alidad de escritura, sus referencias culturales y recursos de oratoria que merecen atención.

Hay muchas historias en el País de las Maravillas, cuyo subtítulo "Anatema contra la corrupción" anuncia el tono y el tema verdadero del libro.

Esta obra tiene prolongaciones. Cada dia, un articulo nuevo de nuestro amigo Rodrigo, nos hace pensar que los tiempos sombríos de abusos y arbitrariedades no acaban de pasar. Seguimos en el País de Las Maravillas... sin Alicia, pero con el Conejo Blanco... de prisa, de prisa... El país de la rana que quería hacerse más grande que el buey.

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article