Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
Sonia Chirú

El ocaso de los inocentes

16 Janvier 2012 , Rédigé par Sonia Chirú - mirando-hacia-panama.over-blog.com Publié dans #Literatura

Literatura 2308Hoy, acabé de leer El ocaso de los inocentes de Juan David Morgan. Fue el primero de la pila que tengo encima del escritorio, a la derecha. A la izquierda hay otra pila, también en espera....Prepárense que ya voy...!

Mientras iba avanzando en la lectura no pude dejar de pensar en la actualidad de mi país y de otros países de América Latina en los cuales hechos semejantes suceden a diario.

Por la autopista va un BMW de lujo, conducido por un chofer profesional y en el asiento trasero va cómodamente sentado el Ingeniero Alejandro Castelar. El conductor ve en el retrovisor acercarse una moto con dos policías. El de atrás lleva una ametralladora... Hay algo raro. Acelera para dejarlo atrás. La moto acelera y el arma apunta al asiento trasero...

Estamos en una ciudad de ficción, sin nombre. Una ciudad que nos parece reconocer por sus violentos aguaceros que llegan de pronto y se van como llegaron. Una ciudad de violencias, narcotráfico, corrupción, pandillas... de arreglos de cuentas entre pandilleros y narcotraficantes. ¿Entre maleantes? ¿No habrá algo más?

Es la pregunta que se hace Emilio Fortuni, director de la sección investigativa del diario La Tribuna, uno de los más importantes del país. Emilio es poco afortunado con el clima de locura de este país tan probable. No hablo del clima político sino del que cae del cielo. Los aguaceros no dan tiempo de amenazas, se te echan encima sin avisar, ¿o será que Emilio, acostumbrado a climas más autrales no lo huele o de tanto cavilar no mira por encima de los rascacielos para verlos venir?

El héroe del Ocaso de los inocentes no es un policía como el Comisario Maigret de Simenon y mucho menos un dandy como el Sherlock Holmes de Conan Doyle. Es un comunicador social con un talento particular para desentrañar misterios y para narrarlos. El efecto que pueda tener su trabajo en los lectores, constituye un elemento fundamental para los intereses del diario La Tribuna y para sus inversores.

Barrios pobres, hacinados, acaparadores de tierras, push-bottons, hermosa heredera, negocios, políticos corruptos (¿y no corruptos?), buenos (y malos) amigos, guardaespaldas de origen exótico, maleantes...  y en primera línea, el papel de los medios de comunicación. ¿Libertad de expresión? ¿Periodismo investigativo? Eso parece hacer Fortuni y vamos, junto con él, de sorpresa en sorpresa.

El ocaso de los inocentes nos hace pensar en muchas cosas, creemos, a cada paso ver unLiteratura 2309 retrato de los barrios, pueblos conocidos, pero siempre hay un detalle que introduce la duda. No es Panamá pero pudiera serlo. No es México y tampoco Ciudad de Guatemala... sin embargo... Habla de todo pero no de los Carnavales...ni de Jumbo Man, aunque... quién sabe.

Se lee en una sentada en el sillón delante de la ventana o también en la hamaca. Suspenso, angustia y desenlace propios de las policíacas. Me quedé pensando en la pregunta que alguien le hizo al autor en la Feria del Libro 2011 en Panamá sobre el riesgo de salirse de sus temas históricos habituales para arriesgarse en un género tan diferente como lo es la novela negra. No me ha parecido, personalmente, que estuviera tan alejado de los temas históricos, todo lo contrario, siendo ficción, se ambienta claramente en la realidad de nuestras sociedades donde domina el dinero y en que todos los medios son buenos para hacer negocios y llegar al poder. Lo que es lo mismo. El poder para los negocios y los negocios para el poder.

Le lectura es recomendable también por su lenguaje, siempre pulido, elegante y sin pedantería. Un placer de lectura como, hasta ahora, toda la obra de este autor. Juan David Morgan es un escritor panameño que merece un sitio entre los mejores representates de las letras de habla hispana y cuya obra debería ser estudiada en nuestro sitema educativo.

 

Otros artículos sobre el mismo tema en la red:

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article

OmniTech Support 17/10/2014 14:38

Well, the story does progresses with a good pace and the author had tried his best to keep the tension of the situation. But, to the end, a good reader could easily reach the conclusion which could have made better.