Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
Sonia Chirú

Que nadie opine lo que no le ha tocado vivir... *

16 Août 2012 , Rédigé par Sonia Chirú - mirando-hacia-panama.over-blog.com Publié dans #Social

Sante 2717Se acabaron las Olimpiadas de Londres 2012. Durante ese tiempo, dejé la tele apagada. Bueno, debo decir que no soy muy aficionada a la televisión, tengo poco tiempo de cerebro disponible para mirar imágenes que sé que podré ver - si quiero y si tengo tiempo - luego, en internet.

Me llegaban ecos lejanos de alegrías para unos, de grandes proezas para unos pocos, de tristezas y decepciones para muchos. La representación panameña de 8 valientes atletas no logró, ante la fuerza de delegaciones más numerosas y muy probablemente, mejor preparadas. La competencia es de muy alto nivel y los esfuerzos de los atletas panameños rayan en heroísmo. Las amarguras, las criticas violentas de algunos telespectadores hacia estos atletas me han dejado pensando... ¿Qué es el deporte? ¿por qué? ¿con qué objetivo? ¿Cuál es su sitio en nuestra educación? ¿en nuestra sociedad? ¿Qué espacio ocupa en las politicas de Estado? ¿Qué reconocimiento? Si alguien practica un deporte a alto nivel y se le apoya con mis impuestos, ¿debo exigir a toda costa que traiga una medalla? No es mi concepcion del deporte y la proeza debe ser algo excepcional. Para mí, la práctica de una disciplina deportiva es un elemento fundamental de la educación, del aprendizaje de saber hacer y saber ser.

En todos los sistemas educativos, el deporte - a menudo más que las artes - tiene un espacio más o menosSante 2583 importante. Pero en muchos paises, no solo la escuela o la universidad intentan insentivar las practicas deportivas, sino la sociedad en general y los efectos en la vida cotidiana de estas politicas son claras, allí donde la voluntad existe no exclusivamente de "fabricar" campeones a toda costa, sino de educar hombres y mujeres para el futuro.

Mis circunstancias familiares me han llevado en estos días a dedicar algo de tiempo a mis nietos (7 y 5 años) y recordar cosas olvidadas o descubrir algunas que no existían de esta manera treinta años atrás. Es el caso de una actividad que se lleva a cabo en la ciudad en que vivo durante las vacaciones escolares: el "Vital-été" (juego de palabras entre vital(idad) y verano).

Elsa (5 años) "necesitaba" ir a recoger una pintura que había realizado el día anterior y no entendí por qué circunstancia no se la llevó sino que la dejó secando en el taller. A eso fuimos. Yo no sabía realmente lo que había ni como funcionaba. Ibamos sobre todo "a buscar" ese trabajo de pintura. Muy importante.

Llegar allí fue como abrir un espacio de libertad.

- Por aquí abuela...

- Bueno, sí... y ¿dónde hay que buscar la pintura...?

- Vamos al muro de escalada... - gritaba Elsa.

- No, yo quiero ir al balonmano. - decía Tristan.

Elsa, la iniciadora de la excursion, ya había olvidado el objetivo principal de nuestra venida. Eran casi las cinco de la tarde y muchas familias iban ya saliendo del lugar que es un espacio muy amplio con canchas de fútbol, balonmano, baloncesto... todos los deportes al aire libre o dentro del gimnasio... Los talleres artísticos estaban Sante 2655instalados en el parque bajo los árboles y grandes carpas, así como en otra sección del gimnasio para ciertas actividades. Algunos niños elaboraban objetos con difererentes materiales (lana, cartón, objetos de recuperación) con la ayuda de facilitadores jóvenes.

Yo, muy dubitativa y curiosa, seguía a los niños pensando que ya era demasiado tarde y que pronto cerrarían las instalaciones.

- ¿Tienes la tarjeta, abuela? - dijo de pronto Tristán.

- ¿Qué tarjeta?- contesté -.

- Se necesita una tarjeta para hacer las actividades...

- Sí y mamá siempre la tiene en su cartera.- Elsa siempre sabe donde están las cosas.

Como abuela complaciente, sin creer que nada fuera posible, fuimos al quiosquito de la entrada donde dos jóvenes recibían e informaban al público. Explico que los chicos ya habían venido con los papás, pero que yo no tenía la tarjeta.

- No hay problema, señora, dígame los nombres de los niños y yo le hago un doble de la tarjeta.

- Y... ¿cuánto hay que pagar?

- Nada, señora. Las actividades son gratuitas.Sante 2668

Buena sorpresa y los chicos felices. Además, teníamos tiempo: las instalaciones cerraban a las 7 p.m. Ya me las arreglaría para la cena.

De pronto se me ocurrió que para eso podían servir mis impuestos municipales, pues las instalaciones y las actividades son organizadas por el municipio.

Después de dejar a Tristán en buenas manos con los animadores que dirigían el balonmano y que organizaban partidos cortos de 6 minutos, nos metimos, a pocos metros, en el gimnasio. Elsa se fue directamente a sentar en un banquito frente a un muro de escalada, en rappel, en el que variSante-2663.JPGos niños ascendían con el equipo de seguridad pertinente. Tenía que esperar su turno como varios niños delante de ella.

Me llamó mucho la atención la acogida personal, sonriente, tranquila y sin prisas que cada responsable de la ascensión del niño hacía con cada nuevo pequeño "cliente". Controlaba su tarjeta con un lector de código de barras, le ponía su harnés de seguridad y lo acompañaba, conversando siempre, hasta el muro. Los chicos iban subiendo, cada uno a su ritmo, según su nivel y habilidad, siempre con voces de ánimo de parte de su "coach". Pude apreciar la técnica ya adquirida, tanto para subir como para bajar en rappel, empujándose con los pies bien aplicados contra el muro.  Elsa subió el muro dos veces por caminos diferentes y de ahí salió corriendo hacia el trampolín. Aquí llegó Tristan, los partidos de balonmano finalizados.

Sante-2696.JPG El chico del trampolín, igual que los del rappel, recibía a cada niño y según su edad y nivel les llevaba a hacer ciertos ejercicios, figuras... saltar a tal altura, caer sentado y en el rebote ponerse en posición de gateo, luego de pie, tres rebotes para allá y una voltereta por acá...Y de ahí se bajan felices, con una sonrisa de oreja a oreja.

Los chicos escuchan las consignas con atención, cuando la figura es nueva, intentan traducir con su cuerpo lo que entienden a través del lenguaje. En alguna ocasión, para una niña de unos 10 años que ya tenía una habilidad superior, el "coach", al no poder ella interpretar precisamente la consigna para una nueva figura, subió al trampolín y le hizo la demostración (no como los profes de natación que nunca se mojan).

Cada niño pasaba como 5 minutos en el trampolín y si quería volver a empezar tenía que ponerse nuevamente en la fila para dejar la oportunidad a los que esperaban. En 5 minutos se hacen más cosas de lo que uno piensa. Orden y disciplina de consenso. Mucho más que en casa...

Elsa pasó del trampolín a la espeleología: un túnel hecho de tubos y cajas que simulan una cueva con pasadizos y todo un recorrido que hay que hacer en la oscuridad. Un gigantón bromista, les ponía un casco, daba un par de conSante 2691signas y ¡adelante!

Sante 2715

Tristán no tuvo tiempo para esta actividad. En menos de dos horas no se puede hacer un torneo de balonmano y todo lo demás.

 

Creo que empecé hablando de los Juegos Olímpicos en Londres y acabé hablando de mis nietos o quizás de política pues, para mí, eso es la Política con P mayúscula. Lo que los ciudadanos sentimos, vivimos en nuestra vida cotidiana y que es el efecto de una política, sea municipal o de Estado para el bienestar de todos.

El deporte importa como un elemento más en la formación del individuo. Que algunos lleguen a ser campeones, que ganen medallas aquí o allá en sus disciplinas, me parece admirable pero no es lo más importante. Que los gobiernos tengan la voluntad política de incentivar el deporte, la cultura, la lectura, la creación artística y de ofrecer las condiciones necesarias para que los talentos puedan expresarse y ser reconocidos nacional y mundialmente, es  fundamental. Pero no nos equivoquemos, las condiciones necesarias para que emerjan esos talentos residen en un sistema educativo que abra horizontes para todos, desde muy temprano y de ese caldo de cultivo podrán salir campeones... y si no salen, saldrán ciudadanos completos, con mente sana en un cuerpo sano.

En medio de todo esto, sigo sin entender el ultra nacionalismo deportivo. ¿Por qué a nadie se le a ocurrido, hasta ahora, reprochar a nuestras grandes figuras de la literatura el no haber ganado el Nóbel de Literatura? ¿o a alguno de nuestros políticos, el Nóbel de Economía o de la Paz? Es otra forma de Olimpiada o campeonato mundial.

 

El titulo de este articulo es un "trino" sacado de la cuenta de Irving Saladino, medalla de oro panameña, salto largo, en los Juegos Olímpicos de Beijing en 2006. Luego pude ver su entrevista con Alvaro Alvarado en Telemetro y apreciar al personaje. ¿Por qué una de las características de los campeones es la modestia y la voluntad de seguir mejorando y corrigiendo sus defectos?

 

Referencias:

Besançon, vacances sportives

Saladino en Telemetro

 

 

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article

juegos infantiles educativos 18/10/2016 10:19

Si a los niños se les enseña las virtudes del deporte desde bien pequeños mucho ganado, solidaridad, compañerismo y trabajo duro para conseguir las metas, cosas que aprendemos según van pasando los años

Sonia Chiru 19/10/2016 03:56

Gracias por el comentario. El deporte sigue siendo con las artes, la música, las letras y las ciencias las bases de la educación a todo buen ciudadano.