Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
Sonia Chirú

Derechos humanos. Libertad de expresión... No te metas en lo que no te importa...

21 Janvier 2011 , Rédigé par Sonia - mirando-hacia-panama.over-blog.com Publié dans #Social

Democracia y derechos humanos en grave peligro de muerte violenta.

Tengo años de vivir fuera de mi país. Sé de la que me escapé al no sufrir, en mi vida cotidiana, los desmanes de la dictadura militar. Vi, como todos, la descomposición de la sociedad a medida que pasaban los años. La ví a distancia. Creí, sin embargo, que poco a poco, íbamos progresando en democracia. El solo hecho de la alternancia política que se producía cada cinco años en el país, me hacía pensar que íbamos madurando. Hoy me doy cuenta de que no es así.

Estamos en un régimen brutal y represivo en que sólo cuenta el dinero y cuyo objetivo principal es apartar a todo el que estorbe para descuartizar al país, para vender la tierra y sus gentes al mejor postor.

Hoy, acabamos de recibir la noticia de que uno de los periodistas más reconocidos del país, ha presentado su renuncia de los diarios en que escribía. Y, a pesar de que este blog no tenía por objeto meterme en temas de política, tengo que hacerlo pues es lo que tengo para seguir cultivando la esperanza de que Panamá , además de ser bello en sus tierras, sus mares y sus gentes, llegue, un día, a ser un país con una democracia verdadera , respetuosa de los derechos del ciudadano, que permita el progreso de todos los panameños. Eso sucederá con panameños como el Doctor Ebrahim Asvat que seguirá, a través de todos los medios a su alcance, cuestionando los actos de la clase política y de nuestra sociedad. Gracias, Doctor por enseñarnos que los panameños no debemos, no podemos seguir silenciosos. Por muy débil que sea nuestra voz, se unirá a otras muchas...

El Silencio de los Inocentes

par Ebrahim Asvat, jeudi 20 janvier 2011, 02:05

23120_566057055_1255_n.jpgCuando el Presidente de la República manifestó en su discurso a la Nación el 1 de enero del 2011 su lucha frontal contra la delincuencia señaló: ¨Para los delincuentes tengo un mensaje: Estoy en guerra contra ustedes.  En nuestro gobierno les espera el hospital, la cárcel o el cementerio¨ , nunca me imaginé que la decisión sería interpretado como una orden policial.   Si la decisión política es mandar a los delincuentes al hospital o el cementerio la orden se cumplió a cabalidad en el centro de cumplimiento de menores en Tocumen.   Es quizás esa la razón por la cual con mucha frialdad los uniformados que se apersonaron a la entrevista con Alvaro Alvarado se comportaron con total estoicismo frente a las acciones criminales ejecutadas.   Cumplieron con el protocolo que exigía esperar a que los autorizara la directora del centro mientras tanto había que dejar que los  adolecentes se murieran quemados.   Este vil acto de ejecución de adolescentes ante la indiferencia de los encargados de salvaguardar la vida de los seres humanos es la peor atrocidad que la Policía Nacional ha cometido en los últimos veinte años.    Han manchando el honor policial y su propósito.  Como ex director de la Policía Nacional siento un profundo dolor por la muerte de estos panameños vilmente asesinados por quienes deberían velar por sus vidas y seguridad aunque estuvieran pagando tiempo en un centro de cumplimiento.  Asesinos, salvajes,  inhumanos y cualquier otro epíteto es poco lo que puedo decir.  No acepto un Panamá donde la vida de un ser humano sea vejado de la forma vil como lo hicieron frente a las cámaras de televisión.  No quiero ser ciudadano de un país donde se veje la vida humana de esa forma.   Señor Presidente  Su silencio es cómplice.  Usted no puede permitir que la Policía Nacional sea dirigida por bestias humanas ni se puede aceptar que su Ministro de Seguridad Pública no haya sentido ningún sentimiento de dolor o compasión por esos adolecentes quemados y asesinados.    En su discurso presidencial de inicio del año usted señaló que ha sido clave en la lucha contra la delincuencia la mística que el Director de la Policía y el Ministerio de Seguridad brinda a su equipo humano.   Se equivocó señor Presidente.   Esta bitácora la escribo con lágrimas en los ojos porque no es el Panamá que queremos los panameños, Señor Presidente.   El Estado no puede asesinar a sus ciudadanos.  Se ha violado la constitución nacional.  Se le ha aplicado la pena de muerte a adolecentes panameños porque quienes la ejecutaron fueron funcionarios de su gobierno.  Me avergüenza su silencio.

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article