Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
Sonia Chirú

Las catástrofes "naturales" no existen

9 Juin 2014 , Rédigé par Sonia Chirú - mirando-hacia-panama.over-blog.com Publié dans #Medio ambiente

Leyendo una publicación en francés, "Les Grands Dossiers des Sciences Humaines" n° 33 me llamó la atención este artículo sobre uno de los temas que nos preocupan cada vez más. Estoy convencida de la veracidad de lo que este título anuncia y cómo lo justifica. El autor del artículo en francés es René-Éric Dagorn, géografo, historiador y docente e investigador francés.

Pensando en los humedales que destruímos, en los cerros rebanados para sacar oro, cobre, piedra, arena..., en los ríos destruídos de tantas maneras, en las infraestructuras obsoletas de las ciudades y las inexistentes de las áreas rurales, en la acumulación de la basura..., propongo aquí una versión en español de su artículo publicado en la revista arriba en referencia esperando que pueda interesar a mis lectores preocupados por nuestro entorno. El problema es universal y las causas y "soluciones" también lo son.

"¿Cuánto cuesta la naturaleza? es la interrogante que planteaba Frédéric Denhez en  2007. 1850 muertos, 135 mil millones de dólares (de los cuales 81 mil millones de costos directos) es como mínimo lo que costó el ciclón Katrina. Ahora bien, una inversión de 30 mil millones de dólares en obras de mantenimiento habrían permitido evitar el derrumbe de los diques en Nueva Orleans.

Los espacios de riesgo son los espacios en que las sociedades han reducido o han hecho desaparecer las posibilidades de catástrofe. Cuando una catástrofe climática o sísmica se produce (como en Europa con la canícula de agosto 2003, en Asia del Sur este con el tsusnami de 2004, en Nueva Orleans en el 2005 con el ciclón Katrina, en Sichuan con el sismo del 12 de mayo 2008, en Vendée (Francia) con la tempestad Xynthia en la noche del 27 al 28 de febrero 2010, en Sendai y Fukushima en Japón en marzo 2011, en Nueva York con el huracán Sandy en noviembre 2012...), significa que las sociedades no han creado - o no supieron mantener - los espacios de riesgo.

 

Bajo PNB, crece el riesgo

Hay que diferenciar tres conceptos: 1) los avatares naturales (sismos, olas de calor, ciclones, tempestades...) que pueden ser de origne natural o antrópicas (generadas por la acción del hombre); 2) los espacios de riesgo donde las sociedades han construído estructuras que reducen o eliminan los efectos de la catástrofe; 3) la catástrofe resultante de que las sociedades no han creado o dado mantenimiento a los espacios de riesgo.

Las estadísticas permiten ir más allá de la noción intuitiva pero falsa  de "catástrofe natural". Sobre un millón de habitantes, el riesgo anual de muerte por sismo es de 92 en Armenia, 42 en Turkmenistán, 29 en Irán, 25 en El Perú, cuando es sólo de 0,6 en California a pesar de encontrarse en una falla sísmica muy activa. (...). Los países con alto riesgo tienen todos un débil producto nacional bruto (PNB) por habitante", señala el geólogo Denis Hatzfled del CNRS.

Esta constatación vale para todas las catástrofes. En el transcurso de las dos últimas décadas, los avatares naturales mataron a más de 2 millones de personas y el 98% de ellas vivían en países con bajo nivel de desarrollo. Cuando Filipinas y Japón sufren el mismo número de tifones, estos producen 17 veces más víctimas en el archipiélago filipino que en el nipón.

 

Construir los espacios de riesgo

¿Qué representa concretamente la construcción de espacios de riesgo? En Japón, es la obligación de construir los edificios respetando ciertas normas antisísmicas - y la verificación a través de procesos administrativos de la realización efectiva de dichas normas. En Bengladesh, es la construcción de 16000 refugios anticiclónicos que permiten proteger a la población ante la llegada de la onda océanica. Pero esto sólo puede ser eficaz si la sociedad ha sido preparada a través de ejercicios de evacuación y que un sistema de alerta - por radio - se implemente en las diferentes administraciones de las comunidades de las costas del Golfo de Bengala. Es también el estudio preciso de las zonas constructibles y de la dispersión urbana: ya se vio en Vendée y Charente (Francia) con la tempestad Xynthia que los espacios de riesgo son espacios de larga duración - la presión urbanística en los espacios de balnearios es fuerte desde 1960 y el incremento de residencias secundarias litorales.

Son también las reflexiones generales sobre el cambio climático: Katrina (2005) y Sandy (2012), han recordado, entre otras cosas, que la multiplicación estadística de huracanes de fuerte intensidad (superiores a fuerza 4, con vientos de más de 180 kms/h) se debe a la lenta subida de la temperatura de los océanos desde hace un siglo.

El quinto informe del Giec (Grupo intergobernamental sobre estudio del clima) publicado en septiembre de 2013 confirma el conjunto de esos datos climáticos y oceanográficos. Al mismo tiempo que el nivel de los océanos sube (la gama de elevaciones se sitúa entre 50 cm y 1 m de aquí al 2100, es el conjunto de los espacios de riesgo que hay que reevaluar en esas nuevas dinámicas medioambientales... tal como se está haciendo en Nueva York luego del paso del huracán Sandy de noviembre 2012."

En resumen, las catástrofes que causan muerte y destrucción, así como pérdidas millonarias y en vidas humanas tienen como origen, ante todo, la ausencia de políticas que permitan anticipar y mitigar los daños causados por los fenómenos naturales. Entonces, ¿empezamos ya?

Zona de riesgo. Anticipación, mantenimiento de estructuras, protocolos de prevención...

Relamentación en las construcciones...

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article