Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
Sonia Chirú

¡No hable, haga!

11 Mai 2014 , Rédigé par Sonia Chirú - mirando-hacia-panama.over-blog.com Publié dans #política

Después de una campaña política interminable que ha dejado el país en un estado de suciedad y de contaminación visual indescriptible, resulta que tenemos Presidente de la República nuevo desde hace una semana. Muchos fueron los sorprendidos por el resultado final.

Impaciente por empezar a trabajar, el presidente electo, Juan Carlos Varela, va multiplicando declaraciones y entrevistas en los medios sociales. Su mandato se inicia, efectivamente, el 1 de julio. ¡Dos largos meses! ¡Que alguien cambie eso, por Dios! En otros sitios, se elige al nuevo Presidente el domingo y el miércoles ya se hace la transmisión de mandos. El país no queda en acefalía, en ese período de entre dos, en que el gobierno que termina, ya no es gobierno porque sabe que debe transmitir el mando y el que empieza no lo es aún porque tiene que esperar ese período de dos largos meses.

Hemos vivido los panameños - tanto los de adentro como los de afuera, entre los que me cuento - cinco años de sobresaltos, de peleas, de dimes y diretes, de decisiones políticas anunciadas en las redes sociales como si se tratara de gobernar un mundo virtual sin hombres y mujeres de carne y hueso. Por favor, somos humanos y queremos seguirlo siendo. No somos un avatar en Twitter o Facebook. Ya dejen de anunciar medidas en los medios y las redes.

Me parece que el Presidente Varela ya ha cometido un error que espero que se subsanará. Anunciar, el retorno de la administración de la recolección de la basura a la alcaldía, antes de haber preparado a los primeros interesados, o sea, el personal de la Autoridad de Aseo urbano y domiciliario. Es como volver a los tiempos en que el Presidente Martinelli anunciaba el "despido" de un funcionario por twitter sin que éste hubiera sido informado previamente. Me supo mal porque los empleados de esta institución son, entre los humanos que somos, los más frágiles, los más humildes. Es de comprender la inquietud que despertó tal anuncio. Yo estoy de acuerdo con esta medida, pero ése no es el tema. Simplemente, quisiera pedir humildemente que antes de lanzar bolas por los medios, pensarlo bien, hablar con la gente, organizarlo y cuando ya todo está, informar del resultado final. "No hable, haga" aconsejó el Honorable Magistrado Pinilla. Eso quisiera yo.

Quisiera que este período que se avecina se caracterizara por la tolerancia. La tolerancia, no. La aceptación de nuestras diferencias sin discriminación - por motivos de raza, estatus social, preferencia sexual...-, por una política ecológica, sustentable.

No quisiera, para mi país, un San Presidente como aquel rey de Francia, Saint Louis que inventó las Cruzadas para rescatar reliquias o Isabel la Católica que inventó o apoyó la creación del Tribunal de la Santa inquisición. Para una buena gobernanza, la religión debe quedar en la esfera privada de cada uno. En Panamá somos de todo: católicos, protestantes, judíos, musulmanes, taoistas, animistas y hasta ateos y agnósticos. ¡Y todos somos panameños! Los integrismos me dan terror y no sé por qué, hay algo en el aire que me asusta. Empezando por aquel compromiso "por la familia" firmado por nuestro Presidente electo. Compromiso que contiene cláusulas retrógradas y nos devuelven a siglos pasados. La iglesia no tiene por qué intervenir en cosas del Estado. Queremos, - sé que somos muchos -, un Estado laico. Con una Moral laica que respete y garantice el derecho de todos.

El señor Presidente electo prometió muchas cosas. Me alegré de su elección dejando de lado elementos de la historia reciente que no lo calificaban ante mis ojos. Ahora, sigo en la expectativa. Razonablemente esperanzada de que este quinquenio sea mejor que los anteriores. Cada gesto será juzgado y usted sabe que tiene que jugar con pulso porque este juego de la política va a estar muy apretado.

Corren muchos rumores de alianzas y desalianzas. Dios nos guarde de ambiciones que no benefician al pueblo sino a individuos sin escrúpulos.

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article