Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
Sonia Chirú

Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?

21 Mars 2014 , Rédigé par Sonia Chirú - mirando-hacia-panama.over-blog.com Publié dans #Sociedad, #política, #Panamá

Está de dicha contento, mi buen amigo Pascual
porque se acerca el momento de su año setental
y su fortuna esperada por orden presidencial...
Según "Del Canal" de José María Alemán
Todo parecido con la realidad no es ninguna coincidencia...

Así, al final de su vida, aunque sea prematuro hablar de eso, resulta que el Chichi está contento. Puede ayudarse en algo y esperar, con la caridad de amigos y familiares, sobrevivir, lo que se pueda, con algo de decoro. ¿Ciento veinte Balboas mensuales? He notado que ya nadie dice "Balboas", sólo se habla en dólares. También se dice "Martinellis", "Palos", "kanguros" y otras bellezas. Pero no importa.

Volvamos al Chichi. El chichi nació por allá por el Cerro. Su mamá trabajaba para la Fefa en aquel tiempo de la guerra en que tenían Cantina y que la clientela eran los gringos de Kobbee. Época fastuosa. Según dicen, dio a luz antes de tiempo por una puñera que le dio el marido. Murió de parto o de tuberculosis. No está muy claro. Eso, por el año cuarenta.

¿Cómo fue? No se sabe bien. La Fefa se quedó con el Chichi. No fue a la escuela. Se dice que por la puñera del papá se quedó tonto. No aprendió ni a leer ni a escribir ni a contar, pero se hizo un muchadho fuerte, obediente a quien nunca se le oyó una palabra más alta que la otra. No intentes saber más de él. El Chichi es parco en palabras y hasta contestar el teléfono cuando no hay nadie en la casa le cuesta un esfuerzo sobrehumano. Lo hace porque le dijeron que lo hiciera. Si no, no. El no tiene nada que hablar. Y menos por teléfono.

Chichi para todo. - Chichi, súbete a la palma, bájame ese coco -. Nadie pelaba y rayaba un coco como él. - Vete a la playa a ver si hay pecao - ¿Para buscar el bijao para los tamales? Chichi. ¿Para machetear y limpiar el monte? Chichi. ¿Para los mandados? Chichi... Hace un par de años lo vi haciendo fila en una de esas jumbo ferias. A pleno sol, durante horas. En aquella plaza en que los niños juegan en medio de la basura y las aguas negras.

Sólo a Fefa le dijo mamá. Papá, aunque se sabía quién era, no tuvo. Con lo poco que tenía, su fuerza física, se ganaba sus realitos haciendo cemento, macheteando, limpiando lotes... El cemento se le comió los pulmones.

Hoy, Chichi está contento. Ya no tiene pulmones. Ya no se sube a la palma, ni raya el coco. Este año ni sembró el guandú. Pero le ha tocado el subsidio que hace de pensión de jubilado, el "cien a los setenta" creado por el último gobierno...

Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?
Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?
Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?
Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?
Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?
Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?
Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?
Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?
Jamones, pavipollos, 100, 120, 200... ¿quién da más?

Mirando con tristeza el "debate político" de un país de leyenda... un paisito tan portátil que se sigue ofreciendo al mejor postor. Todo se vende, las playas, las islas, los humedales, el bosque, los ríos, el mar territorial... Y lo que no se vende, lo abandonan, lo hacen una porquería. Te creerías en una novela de Miguel Angel Asturias o de Alejo Carpentier.

Entre los tantos ejemplos me llama la atención una medida social que a primera vista me pudo resultar bastante simpática. Hablo del "100 a los 70" que se convierte, en período pre electoral, en "120 a los 70". Tema de campaña. ¿Que la idea fue de Juan o de Ricardo? La verdad es que no tiene importancia. Lo que importa es que se ha realizado. De todos modos las ideas no son de nadie. Sólo las obras con tu firma te pertenecen.

Me imagino a todas esas personas mayores de 70 años que reciben periódicamente un cheque de 100 y, ahora, 120 Balboas. Como el Chichi, satisfechos, desde luego. ¡Este gobierno sí se ha acordado de los pobres! Este bono está reservado a las personas que no han pagado seguro social durante su vida y que en la vejez se encuentran sin ninguna cobertura social, sin pensión de vejez, sin nada. Las personas que tienen una pensión, por muy modesta que sea, no se benefician de esta ayuda. Normal.

Unos cuantos millones repartidos entre personas necesitadas, según criterios establecidos en su momento. Somos ricos...., crecimiento económico... ¡podemos! Solo que yo me quedo pensando... ¿por qué en este país hay tanta gente en esa situación? ¿Un país tan rico con tan mala distribución de la riqueza? ¿estamos trabajando para un mejor futuro o para perpetuar una situación de hecho, en vez de buscarle solución? ¿Hasta cuándo podremos mantener esa limosna? Porque de limosna se trata ya que de ninguna manera resuelve la situación de las personas en un país donde los costos de todo lo esencial está por las nubes.

Se habla de una deuda externa sin precedentes. ¿Estamos viviendo por encima de nuestras posibilidades? Pudiera ser, pero lo que veo es que al mismo tiempo no se toman medidas para que esta situación no sea la misma en 20 ó 100 años. Miremos lo que pasa en las calles de la ciudad, lo que pasa en el campo, fuera de la ciudad. ¿Cuántos son los trabajadores informales, jornaleros, empleadas domésticas que dentro de 10, 20 30... años llegarán a esa edad avanzada sin que ninguna cotización les haya sido vertida al fondo de Seguridad Social que les permita tener una pensión por modesta que sea? ¿Quién se beneficia con ésto?

Se beneficia en gran parte la clase media y alta que desde siempre han querido tener mano de obra barata, empleados - ¡que duerman en el trabajo, claro! -, jardineros, albañiles, carpinteros, cocineras, niñeras... sin pagar ni salario mínimo, ni seguro social, ni ningún seguro de jubilación. Esos empleados son "de la familia", la plata no importa, les damos el plato de comida, ¿no? con eso basta. Casi siempre se los iban a buscar por allá por las comarcas de Chiriquí, Veraguas... y se los traían chiquillos para la ciudad. Algunas veces con la promesa de mandarlos a la escuela. Ahora, parece que esto se ha hecho más difícil pero la práctica perdura y los "nuevos ricos" o que se lo creen, quisieran perpetuar la tradición con empleadas que duermen en la casa y se levantan antes que nadie para prepararle el desayuno a los amos. ¿Contratos? ¿Horarios de trabajo? ¿cotizaciones sociales? ¿Quién habla de eso? ¡Mesquindades!

Se benefician los terratenientes y otros posesores de la tierra, grandes o pequeños, que emplean a jornaleros en tiempo de zafra o trabajos menores por menos que el valor de su machete y sin ninguna protección ni sanitaria ni social. ¡Si los pica la culebra, que no cuenten con el helicóptero presidencial! Y, los dueños de la tierra se seguirán beneficiando porque esto no lo han cambiado los gobiernos que se han sucedido en el poder desde la abolición de la esclavitud.

Se benefician los políticos. Estamos en el país más rico de la región, campeona en las desigualdades sociales y con la peor distribución de la riqueza del continente. País donde los diputados y representantes se dedican a distribuír comida en las comunidades como "obra propia", pavos, pavipollos, jamones, neveras, camas, sacos de cemento... Eso en lugar de ocupar su curul en la asamblea y presentar y votar las leyes que protejan a los más débiles de los abusos del más fuerte. País en que el gran proyecto a futuro es seguir creando "jumbo tiendas" para que los pobres hagan sus filas largas al sol por unas cuantas libras de arroz subsidiado que ni siquiera se ha comprado al productor nacional. Beneficio para los negociantes e importadores.

Entonces, seamos serios: los gobiernos por su lado, está muy bien que presten atención a los adultos mayores sin recursos pero no pretendan que nadie viva con 120 Balboas mensuales. Trabajen a futuro: pongan orden en la legislación laboral tanto en el campo como en la ciudad. Que cada trabajador se beneficie de una protección social. Eso fortalecerá las instituciones pues mientras más miembros de la sociedad coticen al sistema de salud y de prevención, mejor será el servicio. El principal trabajo del gobierno debe ser de largo alcance, luchando contra el fraude laboral, el trabajo subterráneo que beneficia a algunos individuos y perjudica a la sociedad en su conjunto. En lugar de eso, hace de las medidas que deben ser puntuales, medidas de Estado destinadas a tomar carácter de perpetuidad. Estamos en un país donde un 44% de la población infantil vive en la pobreza y de ellos un 19% en pobreza extrema.

Paralelamente, el sistema educativo sigue en ruinas. No hay presupuesto para hacer y reparar escuelas. Los edificios escolares no permiten, desde hace tiempo recibir a los estudiantes en jornada completa, no hay bibliotecas dignas de ese nombre, ni actividades culturales y deportivas para mantener a los jóvenes en un ambiente sano de aprendizaje y desarrollo personal. Somos ricos, pero no hay presupuesto para eso. Ni para infraestructuras, ni para personal cualificado.

Es preferible mantener a la población en la dependencia de políticas populistas. "El que no da, no va", dijo aquel diputado con sobrenombre de mamífero que no quiero mencionar. Es preferible distribuír dinero y bienes a los futuros electores que de seguro le agradecerán a su diputado o representante y por ende, al partido que representan. ¿Eso no podría ser calificado como una forma de corrupción? Me pregunto. Será que vivo en un planeta donde corren otros valores...

Partager cet article

Repost 0

Commenter cet article